Tag Archives: Puta

No sabes lo puta, zorra y gorda que puedo llegar a ser

15 Feb

BigFatFeminist

Miércoles 13 de Febrero. Más de las 00.00 de la madrugada.

Tres perras feministas, yo entre ellas, en la calle. Tres BIOmujeres socialmente consideradas SOLAS por no ir acompañadas de varón alguno que nos tutorizase, presenciamos y “sufrimos” aproximadamente cuatro microagresiones sexistas.

Primero nos llamaron la atención desde lejos- Estábamos decorando un poco el espacio urbano, cargándolo con mensajes políticos por  el #14F, San Machirulo, contra el Amor Romántico. Y escuchamos:  “las del 15M, vamos a llamar a la policía”. “Os estamos grabando”. “¿Qué hacéis?”. “¿Qué estáis escribiendo?”, “La de la izquierda, que se quite, que no sale en la foto”.  Así, a gritos, intentaron mantener una conversación de ligoteo machirulo buenista que, ante nuestra resistencia, acabó con un “que os den por culo”.

En segundo lugar, vinieron cuatro mini-machirulos borrachos a vacilarnos. Está claro que éramos blanco fácil para ellos, las tres sentadas en el escalón, fumando un cigarro, para la mentalidad heteropatriarcal, indefensas y pasivas. Ante, de nuevo, nuestra resistencia de seguirles el juego o hablar con ellos, la respuesta fue: “¡Gorda!”.

Al poco rato, otras tres chicas aparentemente SOLAS por no tener varón alguno que las tutorizase, le hacían la peseta y gruñían a dos cateto-machirulos añejos bastante bebidos que las habían estado persiguiendo.

Después de aquello, un tipo acompañando a otras personas extranjeras -no sé si era alguno de los de antes- pasó por nuestro lado para señalarnos diciéndoles “ugly, ugly, ugly”.

Por último, un tipo se sentó bastante cerca de nosotras. Al levantarse se puso a reir y hablarle con retintín a su amigote, mientras no nos quitaba ojo. Luego, de lejos, uno de sus amigos -eran tres- nos dijo: “Quilla, tú qué ere la Marta, ¿no?”. Estaban una mijta colocados, y, no sé si por rondarnos o por comprobar si alguna de nosotras era Marta o no, fueron bastante invasivos, y cuando digo invasivos, digo que sus miradas se centraban en nuestra conversación todo el tiempo y la distancia de seguridad y de respeto que se debe tener en la calle, de noche, con gente desconocida hablando en tono bajito cosas íntimas, no la estaban guardando.

Más tarde, volvieron, y es que se marchaban y volvían para ver si seguíamos ahí, a su plena disposición, y hablando sobre nosotras entre ellos, nos pidieron un cigarro.

¿Hubiera pasado lo mismo si en vez de tres mujeres, llegamos a ser tres hombres?

Los machirulos no atentan sin razón contra su grupo de iguales, es así el pacto de los hermanos patriarcales. Cuando detecta una hembra, el machote heterosexual la considera un blanco de su seducción o de su ridiculización. La mujer ocupa el espacio, pero, al parecer, no le pertenece. Así, el machirulo utiliza su posición de privilegio para llamar su atención, del modo que sea. Incluso aunque no quiera cortejar a la mujer a la que agrede verbalmente, tiene la certeza de que puede acercarse a ella o a un grupo de las mismas y soltar cualquier majadería de borracho. Sencillamente, el sexista cotidiano nos cree más débiles, susceptibles, inferiores, en definitiva, sumisas. Somos las OTRAS. Al hombre, lo ve un igual, fuerte, aguerrido, contestatario y violento, en definitiva, dominante. Lo que Simone de Beauvoir llamaba Lo Uno, es decir, el neutro, el que se sobreentiende. Esto se resume, como decíamos ayer en nuestro rinconcito de debate feminista, en que los machirulos se acercan a decirte cualquier machirulada, un piropo, una salida de tono, lo más salido o absurdo que se les ocurra… porque no nos temen. A las mujeres se nos ha extirpado no sólo la autonomía, la libertad, la capacidad decisiva, sino también la capacidad de respuesta, la reacción, la violencia.

Un tío que llega a cachondearse de otro grupo de tíos o a soltar imbecilidades con sus colegas, sabe muy bien, por muy borracho que esté, que puede sufrir una agresión. Con nosotras no pasa eso, no importa que seamos más que ellos, no nos ven como un peligro en potencia, sino como sujeto dominable. No nos respetan por nuestra categoría mujeres, no nos respetan como individuas en igualdad de condiciones. No respetan a la que es para ellos la base de la construcción de su identidad macha, dicotómica y contrapuesta, a la otra, a la diferente, a la mutante. Respetan al igual, al semejante, al que puede ejercer de macho alfa si la rivalidad da paso a la violencia.

Si no accedes a sus deseos, eres gorda, eres puta, eres zorra: insultos sexuados.

Pues mira, esbirro del patriarcado: No sabes lo puta, zorra y gorda que puedo llegar a ser.

Anuncios

’40 razones por las que las Putas son mis heroínas’. Por Annie Sprinkle.

21 Nov

1. Las putas tienen la habilidad de compartir las partes más privadas y sensibles de su cuerpo con absolutos desconocidos.

2. Las putas son las únicas que tienen acceso a determinados lugares.

3. Las putas desafían las normas sexuales.

4. Las putas son traviesas.

5. Las putas son fuertes.

6. La carrera de las putas se basa en dar placer.

7. Las putas son creativas

8. Las putas son aventureras y se atreven a vivir peligrosamente.

9. Las putas enseñan a la gente cómo ser mejores amantes.

10. Las putas son multiculturales y multisexuales.

11. Las putas dan excelentes consejos y ayudan a la gente con sus problemas personales.

12. Las putas son divertidas.

13. Las putas se visten de forma excitante.

14. Las putas tienen paciencia y tolerancia con personas que otras personas nunca consiguen aguantar.

15. Las putas hacen que los solitarios se sientan menos solos.

16. Las putas son independientes.

17. Las putas enseñan a la gente cómo tener sexo seguro.

18. Las putas son una tradición.

19. Las putas están a la moda

20. Las putas tienen sentido del humor.

21. Las putas alivian el stress y la tensión de millones de personas.

22. Las putas curan.

23. Las putas hacen cara a un fiero estigma.

24. Las putas ganan buenos dineros.

25. Las putas siempre tienen trabajo.

26. Las putas son sexy y eróticas.

27. Las putas tienen talentos especiales que otras personas sencillamente no tienen. No todo el mundo tiene lo que hay que tener para ser puta.

28. Las putas son gente interesante con un montón de excitantes historias de la vida.

29. Las putas follan cantidad.

30. Las putas ayudan a la gente a explorar sus deseos sexuales.

31. Las putas exploran sus propios deseos sexuales.

32. Las putas no tienen miedo al sexo.

33. Las putas hacen la calle.

34. Las putas brillan.

35. Las putas son entretenidas.

36. Las putas tienen tripas para llevar enormes pelucones.

37. Las putas no se avergüenzan de estar desnudas.

38. Las putas ayudan a los incapacitados.

39. Las putas tienen el horario que quieren.

40. Las putas se rebelan contra las leyes absurdas, patriarcales y antisexuales contra su profesión y luchan por el derecho legal a recibir compensación financiera por su valioso trabajo.

Annie Sprinkle.

American Perfomance Artist and Sex Guru

http://gos.sbc.edu/s/sprinkle1.html

 

∞ Copyright 1998 by Annie Sprinkle. All rights reserved. Reprinted from Post-Porn Modernist: My 25 Years as a Multimedia Whore pp 142-143 (Cleis Press, Inc.)

(A través del Colectivo Hetaira)

Otra guía montessori

normalita, del montón.

Feminist Art Workers

a collaborative performance art group founded in 1976

El Demonio Blanco de la tetera verde

Traducciones de-generadas desde la cueva

respuestafeminista

Ninguna agresión sin respuesta

Amargi Istanbul

Living itself is the most important academic activity

La Colmena

Contenedores de pensamiento, experimentación y democracia

Eskándalo Púbico

Revista Digital Transfeminista Queer

Poder, Cuerpo y Género

El cuerpo es un campo de batalla

Miguel G. Macho

El futuro del capitalismo es totalmente utópico - Blog de autopublicación

Fresas Salvajes

Escrituras sobre género, masculinidad y "lo hombre"

REINAS Y PUTAS

¡Juntos por la mejora laboral de las prostitutas!

Vegfest 2013

Del 26 al 28 de Julio

-CLAMA-

Colectivo de Liberación Animal de Málaga

Akelarre Zambrero

Just another WordPress.com site

HARTELO

Artivismo contra el mal de los dias

Mi feminismo y otras alteridades

contradicciones y paradojas de gaelia

mutanger

Laboratorio Tóxico de Alta Tensión