Tag Archives: Feminismos

25N: “Si me pegas, te mato”. La importancia de la ‘Autodefensa Feminista’

25 Nov

Porque estamos hartas de los 25N tristes,

los 25N de pena, de lástima,

de lágrimas, de cicatrices, de instituciones,

de indefensas, de crespones, de víctimas.

Porque preferimos honrar la memoria de las 48 que nos faltan, que nos han matado,

pero empoderadas,

cabreadas,

fuertes,

soberbias,

agresivas,

estridentes,

gritonas,

rebeldes,

insumisas,

enfurecidas.

Porque la Violencia de Género no se combate con leyes patriarcales

ni sólo se lucha contra ella con medidas de igualdad o programas de prevención y concienciación.

Criando a nuestras niñas libres, insurrectas,

incorrectas, autónomas y sin miedo,

así se lucha contra este modo de Violencia Sexista.

Estas enfurecidas no sólo buscamos desactivar la generación de agresores machistas,

buscamos activar la generación de mujeres poderosas,

las que no se humillan,

las que no se someten,

las que te dicen: “si me pegas te mato”.

CONTRA EL TERRORISMO MACHISTA

AUTODEFENSA FEMINISTA

#SomosManada

#25N

#NosFaltan44

En la calle, en la casa, en la cama, en la ley, en el trabajo, #25N

Aquí, las compañeras de Feminismos Sol, exponiendo su prospecto-manifiesto “Autodefensa Feminista 600 mg.”

Anuncios

’40 razones por las que las Putas son mis heroínas’. Por Annie Sprinkle.

21 Nov

1. Las putas tienen la habilidad de compartir las partes más privadas y sensibles de su cuerpo con absolutos desconocidos.

2. Las putas son las únicas que tienen acceso a determinados lugares.

3. Las putas desafían las normas sexuales.

4. Las putas son traviesas.

5. Las putas son fuertes.

6. La carrera de las putas se basa en dar placer.

7. Las putas son creativas

8. Las putas son aventureras y se atreven a vivir peligrosamente.

9. Las putas enseñan a la gente cómo ser mejores amantes.

10. Las putas son multiculturales y multisexuales.

11. Las putas dan excelentes consejos y ayudan a la gente con sus problemas personales.

12. Las putas son divertidas.

13. Las putas se visten de forma excitante.

14. Las putas tienen paciencia y tolerancia con personas que otras personas nunca consiguen aguantar.

15. Las putas hacen que los solitarios se sientan menos solos.

16. Las putas son independientes.

17. Las putas enseñan a la gente cómo tener sexo seguro.

18. Las putas son una tradición.

19. Las putas están a la moda

20. Las putas tienen sentido del humor.

21. Las putas alivian el stress y la tensión de millones de personas.

22. Las putas curan.

23. Las putas hacen cara a un fiero estigma.

24. Las putas ganan buenos dineros.

25. Las putas siempre tienen trabajo.

26. Las putas son sexy y eróticas.

27. Las putas tienen talentos especiales que otras personas sencillamente no tienen. No todo el mundo tiene lo que hay que tener para ser puta.

28. Las putas son gente interesante con un montón de excitantes historias de la vida.

29. Las putas follan cantidad.

30. Las putas ayudan a la gente a explorar sus deseos sexuales.

31. Las putas exploran sus propios deseos sexuales.

32. Las putas no tienen miedo al sexo.

33. Las putas hacen la calle.

34. Las putas brillan.

35. Las putas son entretenidas.

36. Las putas tienen tripas para llevar enormes pelucones.

37. Las putas no se avergüenzan de estar desnudas.

38. Las putas ayudan a los incapacitados.

39. Las putas tienen el horario que quieren.

40. Las putas se rebelan contra las leyes absurdas, patriarcales y antisexuales contra su profesión y luchan por el derecho legal a recibir compensación financiera por su valioso trabajo.

Annie Sprinkle.

American Perfomance Artist and Sex Guru

http://gos.sbc.edu/s/sprinkle1.html

 

∞ Copyright 1998 by Annie Sprinkle. All rights reserved. Reprinted from Post-Porn Modernist: My 25 Years as a Multimedia Whore pp 142-143 (Cleis Press, Inc.)

(A través del Colectivo Hetaira)

Mancho y no me doy asco: menstruación, tabúes y patriarcado

9 Sep

Casus Belli:

Hace unas semanas, mis amigas y compañeras Erika Irusta, desde su maravilloso proyecto, El Camino Rubí, Jesusa Ricoy, desde la iniciativa/Proyecto Three Colours y Belén S. Teira de Cuatro Tuercas y PrePapá, se hacían eco de la nueva campaña de Evax, en la cual se anuncia a bombo y platillo la “eliminación del olor” menstrual. A colación de esto, mujeres conscientes, feministas, menstruantes y muy indignadas apoyamos y emprendimos una contracampaña que las compañeras de Mujeres Imperfectas  llamaron #MeHueleElChichiACanela.

Logo de la campaña. Por Cuatro Tuercas

Pero lo cierto es que esta campaña ha sido la gota que ha colmado el vaso, y que estamos bastante acostumbradas a este tipo de anuncios en los medios e comunicación, como el famoso ¿A qué huelen las cosas que no huelen?. La verdad, señorxs publicistas, a nosotras no nos huele el chocho. Lo que huele es un antihigiénico trozo de celulosa sintética pegada a las bragas que se ajusta a nuestras preciosas vaginas. Eso sí huele. La “noticia bomba” que Evax nos quiere vender empleando a ortopédicas mujeres de la farándula la sabemos desde hace tiempo. La regla no huele. La sangre no huele, y las que usamos copa menstrual, lo sabemos bien.
No nos huele el chocho, como tampoco todas tenemos piernas kilométricas, culos prietos y brillantes, ni todas bailamos salsa, bollywood o funky con la facilidad de Terpsícore, ni cuerpos delgados y perfectamente esbeltos, ni nos sentimos más mujeres, como rezaba un noventero anuncio de Ausonia. Por no poderlo evitar, aludiré al maravilloso vídeo de La Loca de mierda, Malena Pichot, cuestionando todos estos clichés absurdos sobre la menstruación y las ocurrencias de los publicistas. Sí, los, en masculino. Porque si no son hombres, no entiendo cómo pueden mantener y perpetuar este tipo de visiones sobre esta parte del ciclo sexual de las mujeres. El vídeo no tiene pérdida, y se llama Boludas que Menstrúan, y os juro que merece la pena.

No quiero, no puedo dejar, desde Kamchatka, que el tema de banalice. Estos anuncios no son más que un tentáculo del gran kraken del patriarcado, que, por supuesto, también intenta someter la sexualidad de las mujeres, ejerciendo un discurso falaz y contradictorio sobre su ciclo y su sangre. Paso a explicarlo, someramente, a continuación. Quien quiera, que me siga.

La menstruación sera feminista o no será

Siglos de lucha feminista para que me venga un publicista misógino o una publicista desconcienciada a decirme que mi vulva huele mal. Empezamos.

Esa creencia absurda -el olor de la regla- es un mito popular. Una sensación quizás de quien está desnaturalizada con su propia menstruación, desconectada de su cuerpo, una percepción de quien no comprende los procesos fisiológicos de las bio-mujeres. Esa creencia forma parte de los últimos coletazos de un tabú antropológico judeocristiano y ancestral trasvasada a las sociedades modernas de occidente. Para Delaney, Lupton y Toth, (1988), la palabra “tabú”, posiblemente se deriva de la palabra “tupua” de origen polinesio: menstruación.

En la antigüedad era la impureza, el apartheid. Apartad de la tribu a las mujeres que menstruan, decían los patriarcas judíos. La Torá prohíbe las relaciones maritales durante los “siete días limpios”  e incluso dormir con la esposa que es una Niddáh. Las madres menstruantes eran apartadas de sus criaturas lactantes para no transmitirles su impiedad mediante su leche contaminada. El Levítico también prohíbe el sexo durante el sangrado. La/el que así lo hiciera se enfrentaba a la pena de ostracismo y exilio. No se podía tocar la sangre menstrual, ni siquiera si era de una. En la Antigüedad cristiana, la mujer sangrante no podía comulgar, y estaba impía. Que no entren a las Iglesias, decía el Concilio de Nicea en el 325 d.C. En el 381, el I Concilio de Constantinopla a las mujeres bautizarse durante la menstruación. El Canon II del Concilio de Trullo de 692 prohíbe a la mujer acercarse al altar -no vaya sé que se lo coma. Manda ovarios-.

Luego fue la filosofía. Los cuerpos femeninos, para Aristóteles, estan marcados por lo débil, lo pequeño, lo imperfecto. Los calores o humores del cuerpo son aquello que producen, en el estómago la segregación de semen, y el semen es en sí una de las bases de la diferenciación sexual entre hombres y mujeres para el pensamiento aristotélico. Por una falta de calor vital que entraña una debilidad del metabolismo, de la cocción, como dice Aristóteles, la comida que se ingiere se convierte en sangre en el cuerpo de las mujeres, por tener un interior más esponjoso y endeble. Los hipocráticos estan de acuerdo con esto. Además, retener la menstruación puede ser fatal. Nos dice El “Tratado sobre la Menstruación de las Vírgenes”: “las mujeres se vuelven locas a consecuencia de la inflamación aguda; a consecuencia de la putrefacción, sienten deseos de matar; a consecuencia de la tiniebla que se les forma, sienten terrores y miedos; a consecuencia de la presión ejercida sobre el corazón, desean estrangular y a consecuencia del deterioro de la sangre, su espíritu, agitado y angustiado, se pervierte. Además la enferma dice cosas terribles. (Las visiones) la mandan saltar y arrojarse a los pozos o estrangularse como si fuera mejor y tuviese algún tipo de utilidad…”. Aristóteles fue rescatado y leído por Santo Tomás de Aquino y por los filósofos y pensadores árabes, que lo tradujeron. Las ideas patriarcales sobre la menstruación son herederas de éstas, que no nos extrañe, pues, que en el islam tengan utilidad similares tabúes, que por otro lado tendrían la misma raíz semítica que las tradiciones judeocristianas.

En los siglos modernos, en Europa, se decía a las mujeres sangrantes:

Que si te acercas a la leche, se pone agria

Que si te acercas a la orilla, se arruina la pesca

Que si te acercas al ganado, se enferma

Que si te acercas al cereal, se seca

Que si te acercas al vino, se hace vinagre

Que no te puedes lavar la cabeza entera, porque te enfermas

Apartando a las mujeres de toda la cotidianidad, y también de los objetos rituales, desde la antigüedad. La aparta del fuego del hogar, la aparta de la tierra, fuente de vida y riqueza única, la aparta de la guerra, la aparta incluso de la crianza. Así, lo masculino se apropia del mundo y nos convierte en LAS OTRAS.

Ahora, y vigentes en muchos lugares todavía como normas consuetudinarias, existen creencias populares misóginas, arraigadas cual arraigado es el heteropatriarcado, que nos dicen:

Se te corta la mayonesa

Se te mueren las plantas

Se te arruina nata montada

Se te estropea la carne

Freud dijo que el hombre castrado tenía miedo a la sangre, y eso provocaba el rechazo. Yo creo que él también nos tenía miedo. Más tarde, Simone de Beauvoir, en El Segundo Sexo, tejió una enrevesada lista, vigente en sus días. Estos son algunos de los tabúes menstruales que detalla la filósofa:

– paraliza las actividades sociales

– marchita las flores

– hace caer las frutas

– sus emanaciones ahuyentan monstruos y espíritus

– arruina las cosechas y devasta los jardines

– corrompe la carne

– echa a perder el jamón

– ennegrece el azúcar

– impide la fermentación de la sidra

– posee poderes maléficos

– provoca la ruptura de los objetos frágiles

– hace saltar las cuerdas de arpas y violines

– debilita al varón

– si mantiene relaciones en esa fecha vuelve impotente al varón

– es un equivalente del orgasmo

– da satisfacción sexual

– cuando una mujer deja de tenerla, queda inhabilitada para el placer sexual y debe clausurar su vida erótica

Comentan algunos autores: Federico García Lorca -para mi, el gran simbolista de la literatura española de las vanguardias- escribe en sus Bodas de Sangre que la novia vuelve del bosque “teñida en sangre la falda” y no sólo porque los hombres se mataron, más bien porque ella y Leonardo habían “mezclado sus sangres” (137, 120). Siempre he pensado que la novia estaba menstruando. Mal presagio, contacto con la mujer sangrante, presagio de muerte.

Con la contemporaneidad, el capitalismo y los mass media, viene la invisibilidad la oferta y la demanda, surgen los remedios artificiales listos para llevar en el ajetreado mundo del capital, surge la supuesta comodidad, los plásticos, los materiales no biodegradables que desterrarían los días de los tenebrosos paños pegados a la vulva. En vez de paños, gasas, ahora tendremos fibras sintéticas alergénicas pegadas con stick a las bragas y que nos aplastan los labios y nos cuecen las partes. Estos productos mágicos, propios de la Mujer Moderna se venden para: “esos días”. Qué le gustan los eufemismos al patriarcado.

Otras denominaciones ha recibido el ciclo menstrual, para no ser mencionado: “el tío de la capa roja”, “La tía María”, “la regla”, “el período”.

Con la ignorancia de la comunidad masculina y científica, viene la patologización se nos llamaba “indispuestas”, “malas”, “enfermas”, y nunca menstruantes.

Kate Millet, en Política Sexual, nos dice:

La jerga contemporánea denomina la menstruación como The Curse (“la maldición”). Existen considerables evidencias de que las molestias que las mujeres sufren durante su período a menudo es probable que sean psicosomáticas más que fisiológicas, culturales más que biológicas, en su origen. (…) Contextos y creencias patriarcales parecen tener el efecto de emponzoñar las propias sensaciones físicas de las mujeres sobre sí mismas, hasta que a menudo esto se convierte verdaderamente en la carga que se dice que es…”

Por el desdén de los antepasados, por la lucha feminista,

Mujeres del mundo, inauguramos el #MenstruActivismo

#NoEsMiVulvaEsElPatriarcado

  • Bibliografía Online:

Niddáh. Leyes del mundo Judío sobre la menstruación:

http://www.webshas.org/ishus/niddah.htm

– Estractos de Sexual Politics, Kate Millet:

http://www.marxists.org/subject/women/authors/millett-kate/theory.htm

– La Menstruación. De la invisibilidad a la abolición:

http://www.holistika.net/salud/mujer_y_salud/la_menstruacion_de_la_invisibilidad_a_la_abolicion.asp

– Mujer y Salud. Cap. I. La visión del cuerpo de la mujer en el mundo clásico

https://docs.google.com/viewer?a=v&q=cache:PR-E9hTj460J:webs.uvigo.es/pmayobre/textos/pilar_iglesias_aparicio/tesis_doctoral/cap1_sin_fotos_la_vision_del_cuerpo_de_la_mujer_en_el_mundo_clasico.doc+&hl=es&gl=es&pid=bl&srcid=ADGEESgNEn6LbgVg2Ik6kSJSe_xt3i5WUlioowdtf6F96SxMIsszz_WCslKpvLIHHCu-b_GkBoCe3sodUqz_yy2iRwJcRGh0AaAhnHYKbR6GEgNOyhxsBreYIYyEtJylzN6jGPnJGaQ9&sig=AHIEtbR_KDLScuh5HlZgNgyLXFPAsEvtuw&pli=1

– Sobre Menarquía, roles, tabúes y mito menstrual

catarina.udlap.mx/u_dl_a/tales/…/lps/…/capitulo1.pdf

Otra guía montessori

normalita, del montón.

Feminist Art Workers

a collaborative performance art group founded in 1976

El Demonio Blanco de la tetera verde

Traducciones de-generadas desde la cueva

respuestafeminista

Ninguna agresión sin respuesta

Amargi Istanbul

Living itself is the most important academic activity

La Colmena

Contenedores de pensamiento, experimentación y democracia

Eskándalo Púbico

Revista Digital Transfeminista Queer

Poder, Cuerpo y Género

El cuerpo es un campo de batalla

Miguel G. Macho

El futuro del capitalismo es totalmente utópico - Blog de autopublicación

Fresas Salvajes

Escrituras sobre género, masculinidad y "lo hombre"

REINAS Y PUTAS

¡Juntos por la mejora laboral de las prostitutas!

Vegfest 2013

Del 26 al 28 de Julio

-CLAMA-

Colectivo de Liberación Animal de Málaga

Akelarre Zambrero

Just another WordPress.com site

HARTELO

Artivismo contra el mal de los dias

Mi feminismo y otras alteridades

contradicciones y paradojas de gaelia

mutanger

Laboratorio Tóxico de Alta Tensión