Cuando vale más la vida de un conjunto de células que la de una mujer

15 Oct

El concepto de “vida humana”, es quizás el argumento principal que esgrimen los grupos anti-elección, anti-abortistas y mal llamados “Pro-vida” cuando se posicionan inamoviblemente a favor del derecho del no nacido “a su vida”.

El estado de la cuestión sobre dónde comienza la vida humana o cuándo se puede “humanizar” al feto no es nuevo, y en él podemos vislumbrar cómo se trata de una cuestión no puramente científica, sino discursiva, relativa, cultural y ética, ya que en diferentes contextos cronológicos y espaciales estas consideraciones han sido completamente diferentes. Desde individuxs en pleno siglo XXI que consideran un embrión de 48 horas como un ser viviente humano con derecho intrínseco a no ser “matado en el seno de su madre” hasta culturas añejas en las que incluso se les otorgaba un nombre personal cuando llegaban a los cuatro o cinco años, e incluso momentos históricos en los que se aseguraba que el niño/a no llegaba a ser persona con espíritu hasta que no sobrevivía un mínimo de días/semanas tras el parto. Por supuesto, el número de días solía ampliarse si el bebé nacido era una niña. No lo digo yo, lo decía Santo Tomás de Aquino.

El discurso médico/social se torna, además, en muchas ocasiones, de lo más hipócrita. Unx médico que haga objección de conciencia en el ámbito de las Interrupciones Voluntarias del Embarazo, puede seguir considerando a ese “bebé” en potencia como un “resto humano” y no como un “cadáver”, cuando lo más lógico sería lo segundo. De hecho, la ley estipula la no obligatoriedad del entierro/cremación/sepultura de un mortinato que ha nacido antes de las 20 semanas de gestación, e incluso es innecesario registrar su nacimiento o su defunción. No existe jurídicamente, ni ha existido. Este hecho jurídico-médico ha hecho que muchas familias que así lo han deseado, tengan que pelear arduo para conseguir apropiarse de esos “restos” tras un aborto involuntario y así poder enterrarlos, previa carta del hospital asegurando que se trata de los restos de un mortinato no llegado a término.

Además, y esto ya es una impresión personal que quería compartiros, una persona que se posiciona públicamente en contra del aborto -no ya para sí, sino también coartando y criminalizando la capacidad decisiva del resto de mujeres- luego suele tomarse de manera diferente el aborto espontáneo de una amiga o un familiar. Si verdaderamente el discurso anti-aborto coincidiera de todas todas con la cotidianidad de la práctica totalidad de la gente que lo promueve, un aborto dentro del primer trimestre de gestación se convertiría en un completo drama insuperable en el seno de cualquier familia, porque estaríamos hablando de un niñx muertx, ¿no es así?. La clave para no dejarnos llevar por las contradicciones que pueden suponernos estos argumentos alusivos a la vida del nasciturus y para entender que el tema del aborto poco tiene que ver con la biología o la ciencia y mucho con la moral y el campo de lo ideológico es pensar que, siempre, repito, hablando de un aborto dentro del primer trimestre de gestación o en las primeras semanas del segundo, el punto de inflexión se hallaría en la voluntariedad o involuntariedad de la interrupción del embarazo. Es decir, en el derecho a decidir de la individua. Si no lo interrumpe la gestante, si ha sido involuntario, ha sobrevenido de manera sorpresiva, es lo más natural del mundo e incluso puede haber personas con una escasa sensibilidad en cuanto al supuesto duelo que muchas mujeres, por su deseo de ser madres, pasan cuando se enfrentan a un aborto no voluntario. “Muchas hemos pasado por eso”, “no pasa nada, vendrán otros”, “no estaría de venir”, “tranquila, mi madre tuvo cuatro abortos”, “no te preocupes, el legrado no duele”, “eso no es nada”, “pues nada, a otra cosa, a seguir intentándolo”… Sin embargo, es impensable ideológicamente para sectores sociales conservadores y sus grupúsculos afines, que una mujer decida interrumpir su embarazo de manera voluntaria. Entonces, y aunque desde la noche de los tiempos, las mujeres han interrumpido sus embarazos, siendo una práctica completamente extendida y frecuente, la práctica se torna antinatura, porque nadie en su sano juicio “mataría” a su “hijx”. Porque ninguna mujer que se dirige hacia el cúlmen del rol para el cual nació, la maternidad, podría decidir, en un momento dado, que no le apetece, que no puede. Que no quiere. Y es en ese momento en el que la sanción social te señala.

Dicho esto, la pregunta es: ¿Podemos justificar una posición anti-abortista amparándonos en la dignidad de la “vida humana” aunque no estemos otorgándole esa dignidad al cuerpo y a la vida de la gestante, una vida plena y desarrollada de un ser con consciencia de sí y de madurez relativa, pero sí la de un feto, aunque éste tenga 2 semanas de “vida vegetativa”? Teniendo en cuenta que, estadísticamente, las IVE suelen ser practicadas mayoritariamente antes de la semana 12, os pido que os fijéis en la imagen que os comparto y observéis al embrión de 12 y 14 semanas, el límite actual dentro de la ley de plazos aprobada en 2010. Además, os pido encarecidamente, que leáis el artículo que os ofrezco a continuación, escrito en 1983 y compartido vía redes sociales por una amiga y compañera feminista.

Si tanto respetan la vida, si tanto la aman, no obliguen a nacer a alguien cuya vida no va a ser vivible. Si tanto enaltecen la vida, permitan que sus dueñas las vivan plenamente. Que quede claro. No sóis pro-vida. Sois anti-abortistas, anti-elección. Pa’ pro-vida, nosotras. Que no defendemos la humanidad de un grupo de células, defendemos la humanidad de todas las mujeres del mundo.

El Artículo, Publicado en El País, el 25 de mayo de 1983 por el teólogo E. Miret Magdalena, teólogo y presidente de la asociación de menores.

Os abrazo, lobas y lobos,

La bruja de Kamchatka

Anuncios

7 comentarios to “Cuando vale más la vida de un conjunto de células que la de una mujer”

  1. orni 15 de octubre de 2012 a 19:40 #

    pues muy interesante el articulo tia, por lo menos da que pensar,

    • Roberta 13 de diciembre de 2012 a 16:16 #

      excelente artículo. yo estoy a favor del aborto legal y seguro. hace poco me toco vivirlo, y gracias a la ley de despenalización del aborto hace poco aprovada en uruguay, puede asesorarme correctamente y hacerlo de manera segura. un aborto, por mas que sea voluntario, duele en el alma, si, duele y es dificil afrontarlo y salir adelante. Lo pensé mucho, tuve mis dudas, y el saber que estas embarazada cambia las cosas, sentirse embarazada, saber que podés traer una vida al mundo, saber que hay algo adentro tuyo que esta ahí, y crece. Lo dudás, si, imaginás todo, pensas en todas las posibilidades… lo pensas. lo hablas con tu familia, no es tan facil. Aunque ya desde antes sepas que sería imposible tener un hijo en este momento, igual no es fácil. Porque la realidad es otra, lamentablemente. si una mujer decide abortar, no es simplemente porque se le canta.
      A todos los anti-abortistas: En vez de proclamar en contra del aborto, por que no proclaman en pro de la calidad de vida de la sociedad??
      por qué no mejor gastan su tiempo en debatir sobre cómo mejorar el tema de la vivienda, la comida, la educación. Si hicieran eso, seguro habría menos abortos y mas nacimientos. una mujer sin un techo seguro, con un sueldo de mierda, sin estabilidad ninguna, una mujer que esta luchando por sobrevivir día a día, ¿puede pensar en traer un hijo al mundo?
      yo se, y estoy segura, que ninguna mujer decide abortar asi como decide cambiarse de medias. y la decición es dificil, pero cuando la mujer sabe que es la correcta, por las razones que sean, no existe nadie con el mas mínimo derecho a juzgar su voluntad.
      cuando una mujer NO PUEDE traer un hijo al mundo, NO QUIERE, NO ES EL MOMENTO, DEBE TENER LA POSIBILIDAD, EL DERECHO DE ELEJIR Y ESTAR APOYADA, ASESORADA, CONTENIDA. No concidero un embrión aún no formado como un ser con derecho a la vida. es la mujer quien tiene la potestad sobre esa “vida”, sobre ese embrión que está en SU CUERPO. y es la mujer la que debe decidir. y su decisión tiene que ser respetada.
      he dicho, muchas gracias

      • Geira 20 de marzo de 2013 a 23:07 #

        Si no quieren traer un hijo al mundo, no pueden no estan preparadas por que jodido no se protejen ! amemonos como mujeres respetemonos y protejamanos, no castiguemos a nuestros hijos aun no nacidos por nuestros errores y tampoco pretendamos tapar el sol con un dedo justificando que tan solo son un grupo de celulas y no un inicio de una vida que no pidio venir a este mundo y fue fecundada por eleccion nuestra, responsabilizemosnos de nuestros actos y no busquemos la salida mas facil…..

  2. maria 2 de abril de 2013 a 20:54 #

    me parece estupido este articulo, una cosa es abortar porque el bebe no viene bien,por violacion o por tu vida.y otra cosa es que lo hagas por ser tan estupida como para no usar proteccion,sobretodo con todos los metodos que hay hoy en dia. no estoy en contra del aborto por motivos importantes, estoy en contra de las inmaduras que abortan y defienden el aborto por no estar capacitadas mentalmente para ponerse un condon.

    • Daniel 12 de abril de 2013 a 4:19 #

      Es puesta sobre papel mas objetiva, entre todas. El sexo responsable es menos dañino, polemico y barato que el aborto.

  3. Germán 8 de abril de 2013 a 4:42 #

    Muy bueno el artículo, solo te aclaro que la imagen no indica semanas. No está muy claro, pero si te fijas abajo del número 12, dice “30 días”, lo que serían 4 semanas, no 12 (aquí puedes ver la imagen con más resolución, fíjate que dice “30 días”: http://embryology.med.unsw.edu.au/wwwhuman/Stages/Images/Cst800.jpg)

    Un feto de 12 semanas luce más como el del número 23, el último (aunque el 23 es de 8-9 semanas). Fíjate aquí: http://www.humpath.com/spip.php?article10381

    Saludos. 🙂

  4. caro 3 de febrero de 2014 a 22:15 #

    TRISTE QUE PERSONITAS PIENSEN COMO TU…IGUAL PIENSES LO QUE PIENSES…LA VIDA EMPIECE DESDE LA CONCEPCIÓN ESA ES LA VERDAD (Y LA VERDAD NO SE DISCUTE SOLO SE COMPARTE)…Y ARRANCAR LA VIDA DE TU PROPIO HIJO ES UN ACTO DE HOMICIDIO(ES QUE YA NO ES TU CUERPO SOLAMENTE, SON 2)… ELVIENTRE DE LA MUJER DE GERMINAR VIDA NO SER UNA TUMBA….:) SALUDOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Otra guía montessori

normalita, del montón.

Feminist Art Workers

a collaborative performance art group founded in 1976

El Demonio Blanco de la tetera verde

Traducciones de-generadas desde la cueva

respuestafeminista

Ninguna agresión sin respuesta

Amargi Istanbul

Living itself is the most important academic activity

La Colmena

Contenedores de pensamiento, experimentación y democracia

Eskándalo Púbico

Revista Digital Transfeminista Queer

Poder, Cuerpo y Género

El cuerpo es un campo de batalla

Miguel G. Macho

El futuro del capitalismo es totalmente utópico - Blog de autopublicación

Fresas Salvajes

Escrituras sobre género, masculinidad y "lo hombre"

REINAS Y PUTAS

¡Juntos por la mejora laboral de las prostitutas!

Vegfest 2013

Del 26 al 28 de Julio

-CLAMA-

Colectivo de Liberación Animal de Málaga

Akelarre Zambrero

Just another WordPress.com site

HARTELO

Artivismo contra el mal de los dias

Mi feminismo y otras alteridades

contradicciones y paradojas de gaelia

mutanger

Laboratorio Tóxico de Alta Tensión

A %d blogueros les gusta esto: