Mancho y no me doy asco: menstruación, tabúes y patriarcado

9 Sep

Casus Belli:

Hace unas semanas, mis amigas y compañeras Erika Irusta, desde su maravilloso proyecto, El Camino Rubí, Jesusa Ricoy, desde la iniciativa/Proyecto Three Colours y Belén S. Teira de Cuatro Tuercas y PrePapá, se hacían eco de la nueva campaña de Evax, en la cual se anuncia a bombo y platillo la “eliminación del olor” menstrual. A colación de esto, mujeres conscientes, feministas, menstruantes y muy indignadas apoyamos y emprendimos una contracampaña que las compañeras de Mujeres Imperfectas  llamaron #MeHueleElChichiACanela.

Logo de la campaña. Por Cuatro Tuercas

Pero lo cierto es que esta campaña ha sido la gota que ha colmado el vaso, y que estamos bastante acostumbradas a este tipo de anuncios en los medios e comunicación, como el famoso ¿A qué huelen las cosas que no huelen?. La verdad, señorxs publicistas, a nosotras no nos huele el chocho. Lo que huele es un antihigiénico trozo de celulosa sintética pegada a las bragas que se ajusta a nuestras preciosas vaginas. Eso sí huele. La “noticia bomba” que Evax nos quiere vender empleando a ortopédicas mujeres de la farándula la sabemos desde hace tiempo. La regla no huele. La sangre no huele, y las que usamos copa menstrual, lo sabemos bien.
No nos huele el chocho, como tampoco todas tenemos piernas kilométricas, culos prietos y brillantes, ni todas bailamos salsa, bollywood o funky con la facilidad de Terpsícore, ni cuerpos delgados y perfectamente esbeltos, ni nos sentimos más mujeres, como rezaba un noventero anuncio de Ausonia. Por no poderlo evitar, aludiré al maravilloso vídeo de La Loca de mierda, Malena Pichot, cuestionando todos estos clichés absurdos sobre la menstruación y las ocurrencias de los publicistas. Sí, los, en masculino. Porque si no son hombres, no entiendo cómo pueden mantener y perpetuar este tipo de visiones sobre esta parte del ciclo sexual de las mujeres. El vídeo no tiene pérdida, y se llama Boludas que Menstrúan, y os juro que merece la pena.

No quiero, no puedo dejar, desde Kamchatka, que el tema de banalice. Estos anuncios no son más que un tentáculo del gran kraken del patriarcado, que, por supuesto, también intenta someter la sexualidad de las mujeres, ejerciendo un discurso falaz y contradictorio sobre su ciclo y su sangre. Paso a explicarlo, someramente, a continuación. Quien quiera, que me siga.

La menstruación sera feminista o no será

Siglos de lucha feminista para que me venga un publicista misógino o una publicista desconcienciada a decirme que mi vulva huele mal. Empezamos.

Esa creencia absurda -el olor de la regla- es un mito popular. Una sensación quizás de quien está desnaturalizada con su propia menstruación, desconectada de su cuerpo, una percepción de quien no comprende los procesos fisiológicos de las bio-mujeres. Esa creencia forma parte de los últimos coletazos de un tabú antropológico judeocristiano y ancestral trasvasada a las sociedades modernas de occidente. Para Delaney, Lupton y Toth, (1988), la palabra “tabú”, posiblemente se deriva de la palabra “tupua” de origen polinesio: menstruación.

En la antigüedad era la impureza, el apartheid. Apartad de la tribu a las mujeres que menstruan, decían los patriarcas judíos. La Torá prohíbe las relaciones maritales durante los “siete días limpios”  e incluso dormir con la esposa que es una Niddáh. Las madres menstruantes eran apartadas de sus criaturas lactantes para no transmitirles su impiedad mediante su leche contaminada. El Levítico también prohíbe el sexo durante el sangrado. La/el que así lo hiciera se enfrentaba a la pena de ostracismo y exilio. No se podía tocar la sangre menstrual, ni siquiera si era de una. En la Antigüedad cristiana, la mujer sangrante no podía comulgar, y estaba impía. Que no entren a las Iglesias, decía el Concilio de Nicea en el 325 d.C. En el 381, el I Concilio de Constantinopla a las mujeres bautizarse durante la menstruación. El Canon II del Concilio de Trullo de 692 prohíbe a la mujer acercarse al altar -no vaya sé que se lo coma. Manda ovarios-.

Luego fue la filosofía. Los cuerpos femeninos, para Aristóteles, estan marcados por lo débil, lo pequeño, lo imperfecto. Los calores o humores del cuerpo son aquello que producen, en el estómago la segregación de semen, y el semen es en sí una de las bases de la diferenciación sexual entre hombres y mujeres para el pensamiento aristotélico. Por una falta de calor vital que entraña una debilidad del metabolismo, de la cocción, como dice Aristóteles, la comida que se ingiere se convierte en sangre en el cuerpo de las mujeres, por tener un interior más esponjoso y endeble. Los hipocráticos estan de acuerdo con esto. Además, retener la menstruación puede ser fatal. Nos dice El “Tratado sobre la Menstruación de las Vírgenes”: “las mujeres se vuelven locas a consecuencia de la inflamación aguda; a consecuencia de la putrefacción, sienten deseos de matar; a consecuencia de la tiniebla que se les forma, sienten terrores y miedos; a consecuencia de la presión ejercida sobre el corazón, desean estrangular y a consecuencia del deterioro de la sangre, su espíritu, agitado y angustiado, se pervierte. Además la enferma dice cosas terribles. (Las visiones) la mandan saltar y arrojarse a los pozos o estrangularse como si fuera mejor y tuviese algún tipo de utilidad…”. Aristóteles fue rescatado y leído por Santo Tomás de Aquino y por los filósofos y pensadores árabes, que lo tradujeron. Las ideas patriarcales sobre la menstruación son herederas de éstas, que no nos extrañe, pues, que en el islam tengan utilidad similares tabúes, que por otro lado tendrían la misma raíz semítica que las tradiciones judeocristianas.

En los siglos modernos, en Europa, se decía a las mujeres sangrantes:

Que si te acercas a la leche, se pone agria

Que si te acercas a la orilla, se arruina la pesca

Que si te acercas al ganado, se enferma

Que si te acercas al cereal, se seca

Que si te acercas al vino, se hace vinagre

Que no te puedes lavar la cabeza entera, porque te enfermas

Apartando a las mujeres de toda la cotidianidad, y también de los objetos rituales, desde la antigüedad. La aparta del fuego del hogar, la aparta de la tierra, fuente de vida y riqueza única, la aparta de la guerra, la aparta incluso de la crianza. Así, lo masculino se apropia del mundo y nos convierte en LAS OTRAS.

Ahora, y vigentes en muchos lugares todavía como normas consuetudinarias, existen creencias populares misóginas, arraigadas cual arraigado es el heteropatriarcado, que nos dicen:

Se te corta la mayonesa

Se te mueren las plantas

Se te arruina nata montada

Se te estropea la carne

Freud dijo que el hombre castrado tenía miedo a la sangre, y eso provocaba el rechazo. Yo creo que él también nos tenía miedo. Más tarde, Simone de Beauvoir, en El Segundo Sexo, tejió una enrevesada lista, vigente en sus días. Estos son algunos de los tabúes menstruales que detalla la filósofa:

– paraliza las actividades sociales

– marchita las flores

– hace caer las frutas

– sus emanaciones ahuyentan monstruos y espíritus

– arruina las cosechas y devasta los jardines

– corrompe la carne

– echa a perder el jamón

– ennegrece el azúcar

– impide la fermentación de la sidra

– posee poderes maléficos

– provoca la ruptura de los objetos frágiles

– hace saltar las cuerdas de arpas y violines

– debilita al varón

– si mantiene relaciones en esa fecha vuelve impotente al varón

– es un equivalente del orgasmo

– da satisfacción sexual

– cuando una mujer deja de tenerla, queda inhabilitada para el placer sexual y debe clausurar su vida erótica

Comentan algunos autores: Federico García Lorca -para mi, el gran simbolista de la literatura española de las vanguardias- escribe en sus Bodas de Sangre que la novia vuelve del bosque “teñida en sangre la falda” y no sólo porque los hombres se mataron, más bien porque ella y Leonardo habían “mezclado sus sangres” (137, 120). Siempre he pensado que la novia estaba menstruando. Mal presagio, contacto con la mujer sangrante, presagio de muerte.

Con la contemporaneidad, el capitalismo y los mass media, viene la invisibilidad la oferta y la demanda, surgen los remedios artificiales listos para llevar en el ajetreado mundo del capital, surge la supuesta comodidad, los plásticos, los materiales no biodegradables que desterrarían los días de los tenebrosos paños pegados a la vulva. En vez de paños, gasas, ahora tendremos fibras sintéticas alergénicas pegadas con stick a las bragas y que nos aplastan los labios y nos cuecen las partes. Estos productos mágicos, propios de la Mujer Moderna se venden para: “esos días”. Qué le gustan los eufemismos al patriarcado.

Otras denominaciones ha recibido el ciclo menstrual, para no ser mencionado: “el tío de la capa roja”, “La tía María”, “la regla”, “el período”.

Con la ignorancia de la comunidad masculina y científica, viene la patologización se nos llamaba “indispuestas”, “malas”, “enfermas”, y nunca menstruantes.

Kate Millet, en Política Sexual, nos dice:

La jerga contemporánea denomina la menstruación como The Curse (“la maldición”). Existen considerables evidencias de que las molestias que las mujeres sufren durante su período a menudo es probable que sean psicosomáticas más que fisiológicas, culturales más que biológicas, en su origen. (…) Contextos y creencias patriarcales parecen tener el efecto de emponzoñar las propias sensaciones físicas de las mujeres sobre sí mismas, hasta que a menudo esto se convierte verdaderamente en la carga que se dice que es…”

Por el desdén de los antepasados, por la lucha feminista,

Mujeres del mundo, inauguramos el #MenstruActivismo

#NoEsMiVulvaEsElPatriarcado

  • Bibliografía Online:

Niddáh. Leyes del mundo Judío sobre la menstruación:

http://www.webshas.org/ishus/niddah.htm

– Estractos de Sexual Politics, Kate Millet:

http://www.marxists.org/subject/women/authors/millett-kate/theory.htm

– La Menstruación. De la invisibilidad a la abolición:

http://www.holistika.net/salud/mujer_y_salud/la_menstruacion_de_la_invisibilidad_a_la_abolicion.asp

– Mujer y Salud. Cap. I. La visión del cuerpo de la mujer en el mundo clásico

https://docs.google.com/viewer?a=v&q=cache:PR-E9hTj460J:webs.uvigo.es/pmayobre/textos/pilar_iglesias_aparicio/tesis_doctoral/cap1_sin_fotos_la_vision_del_cuerpo_de_la_mujer_en_el_mundo_clasico.doc+&hl=es&gl=es&pid=bl&srcid=ADGEESgNEn6LbgVg2Ik6kSJSe_xt3i5WUlioowdtf6F96SxMIsszz_WCslKpvLIHHCu-b_GkBoCe3sodUqz_yy2iRwJcRGh0AaAhnHYKbR6GEgNOyhxsBreYIYyEtJylzN6jGPnJGaQ9&sig=AHIEtbR_KDLScuh5HlZgNgyLXFPAsEvtuw&pli=1

– Sobre Menarquía, roles, tabúes y mito menstrual

catarina.udlap.mx/u_dl_a/tales/…/lps/…/capitulo1.pdf

Anuncios

47 comentarios to “Mancho y no me doy asco: menstruación, tabúes y patriarcado”

  1. Carmen 10 de septiembre de 2012 a 9:20 #

    Genial!!!!

  2. Antonio Huerta Alarcón 10 de septiembre de 2012 a 13:04 #

    Creo que el desprecio por los procesos bilógicos de las mujeres es propio de las culturas machistas. Para recalcar la inferioridad de la mujer, los hombres inventaron la “repugnancia” de las funciones femeninas: la menstruación, el embarazo, la lactancia, el parto, el flujo, y de paso todo lo que rodea a los bebés.
    Ha sido tal el éxito de la comedura de coco del Patriarcado, que hoy en día la mayoría de las mujeres occidentales son patriarcales, y han aprendido a despreciar esos mismos procesos biológicos, a considerarlos propios de seres “inferiores”. Así, su ideal no es aceptarlos y apreciarlos, si no deshacerse de ellos mediante la tecnología.

    • vivi 10 de septiembre de 2012 a 18:19 #

      totalmente cierto , Antonio , siempre se desprecio a las mujeres diciendo que son sucias .Es muy feo eso , muy discriminador.y no es cierto .

    • Mily Neira Giddings 10 de septiembre de 2012 a 23:50 #

      Antonio q asertivo, debo reproducir tus palabras 🙂

    • ALONSO PÉREZ FRAGUA 22 de diciembre de 2013 a 3:13 #

      Hola Bruja de Kamchatka,

      Muy ilustrativo tu post y sumamente interesante. Estoy escribiendo un cuento que se relaciona con la menstruación y por eso llegué a tu blog. Espero me puedas ayudar: en el cuento, Dios llama a una consulta a toda la humanidad para “revocar el ciclo menstrual”. En caso de que ganara el Sí, los varones serían ahora los que lo experimentarían. Dada esta situación, ¿cómo votarías: por que las mujeres dejaran de menstruar o no? ¿Cuál sería la postura feminista de la situación? Te aclaro que como hombre desconocemos muchísimas cosas sobre todo lo que conlleva esto pero, aunque es un texto de ficción, la intención es proporcionar datos reales y contar situaciones verdaderas sobre el tema para, de alguna forma, incentivar a que la gente investigue más al respecto. También te comento que ni yo ni el cuento insinúan que la menstruación sea algo “sucio” o sea algo negativo: simplemente es y punto pero tomando en cuenta todo lo que hombres y mujeres comentan al respecto nació la idea. Te agradezco de antemano tus comentarios. Saludos.

  3. olmogonzalez 10 de septiembre de 2012 a 15:09 #

    Bueno, inaugurar, lo que se dice inaugurar… http://elmejillonsuicida.blogspot.com.es/search/label/SANGRE%20MENSTRUAL
    el #MenstruActivismo lleva tiempo inaugurado.
    Pero cualquier iniciativa en esta dirección me parece genial.

    • labrujadekamchatka 10 de septiembre de 2012 a 16:29 #

      En efecto, esta línea de trabajo no es nueva. Tanto en el campo de la teoría, como del arte la menstruación no es un tema que nos hayamos inventado ahora, mucho menos yo. Pero nos referíamos a que inaugurábamos la línea de lucha que explícitamente se llamase #Menstruactivismo, que sería a su vez el HT en Twitter.

      Saludos.

  4. Matías 10 de septiembre de 2012 a 17:41 #

    Gracias! Excelente articulo. Una sola cosa: según he estado leyendo “tabú” no <>, sino que <> (http://etimologias.dechile.net/?tabu.-, http://taburevista.blogspot.com.ar/2011/03/origen-del-tabulo-prohibido.html, http://www.pulsodigital.net/2009/04/cual-es-el-origen-de-la-palabra-tabu.html#axzz265Zee121). ¿Me compartirías tu fuente por favor?

  5. Carmen 10 de septiembre de 2012 a 19:53 #

    Estoy totalmente de acuerdo en que es algo normal, que forma parte de la vida de las mujeres y que no tiene porqué ocultarse ni ser tabú. Pero siempre que leo estos temas los considero discriminatorios. Y me explico.
    A los 11 años tuve mi primera mestruacción. Tras los dos primeros meses, se me reguló, era puntual, el sangrado me duraba unos 3 días,… Todo normal. A los 13 años, estando en clase, tuve que salir porque tenía un “dolor de tripa” enorme. Me acompañó una maestra hasta mi casa y me preguntó si tenía la regla. Le dije que sí, pero que eso no tenía nada que ver. Es decir, no tenía ni idea de que producía dolor. Luego no estaba condicionada por ningún tipo de idea previa. No es un dolor psicológico, es muy real. Y no sólo es eso. A partir de ese momento, el dolor duraba unos 4 días, acompañado de vómitos, diarreas, dolor de cabeza, inapetencia,… Así como asco hacia los olores fuertes, hacia los animales e incluso ante determinadas personas. Cuando estoy menstruando, no me puedo lavar la cabeza y mantener el pelo mojado, así como permanecer mucho tiempo en el agua, porque se me corta y cuando me vuelve el dolor es horrible. He tenido que faltar al trabajo y renunciar a exámenes o actividades porque era incapaz de ponerme erguida y aguantar el dolor. Y así, miles de cosas.
    He pasado muchísimas revisiones y consultas médicas y me han dicho que todo está bien y que esto es “normal” en algunas mujeres. No es debido a ninguna enfermedad o causa concreta.
    Por eso, cuando se habla de la naturalidad de la mestruacción y casi se la eleva a un punto místico y mágico, me mosqueo un poco. Porque no todas las mujeres podemos permitirnos el lujo de vivirla con normalidad.
    Por este motivo es por el que decía que es discriminatorio. Se está invisibilizando a aquellas mujeres que tememos la llegada de la menstruacción. Y no somos una o dos, ni casos aislados, sino un número considerable que no podemos llevar una vida normal por el hecho de ser mujeres. Y que no se investiga lo suficiente porque no se le da la importancia adecuada.
    Un saludo.

    • labrujadekamchatka 10 de septiembre de 2012 a 20:37 #

      Hola Carmen, Estoy completamente de acuerdo contigo, aunque tengo que reconocer que, dado que yo sufro ciertas molestias llevaderas cuando menstrúo, estoy un poco más en la línea de lo que comenta Millet. Pero a decir verdad, como dice mi amiga loba Erika en sus talleres de El Camino Rubí:

      (…)”si tuvieras un problema a la hora de hacer del vientre, el médico te haría muchas pruebas porque el dolor no se entiende como fisiológico en este caso. En cambio si vas al médico a hablarle de dolores menstruales te mirará, se reirá y te dirá: querida es normal, tómese una pastilla anticonceptiva o tenga una criatura” [hay profesionales de la salud que te dirían, como yo, que ni es normal ni es síntoma de salud, haberlas/os haylas/os como Miriam Al Adib- Mendiri] (…)

      Te la dejo aquí para que la leas si no lo has hecho: http://elcaminorubi.com/el-blog/entry/117-porqu%C3%A9-recoger-nuestra-sangre-menstrual.html

      Oseasé, que sí, que puedo haber sonado totalizadora basándome en mi experiencia y en la de las mujeres que me rodean, pero que respeto tu dolor menstrual y no lo achaco a tonterías ni a psicosomatismos, cada una sabe más de su propio cuerpo que el otro o la otra y no soy quién para cuestionarlo. Pero no es normal, y hay que tratarlo, como tú dices.

      Un abrazo.

      • Carmen 10 de septiembre de 2012 a 21:26 #

        Antes de nada pido perdón, porque me he releído y me ha quedado un poco agresivo. No era mi intención. Sólo quería exponer un caso y parece que estoy obligando a que se cambié la entrada del blog jajaja.
        Lo que dice Erika también me ha pasado a mi. De hecho, no fuí del todo consciente de lo injusto de la situación hasta que, en una ocasión en la que me tuvieron que llevar a urgencias, topé con una médica que me dijo que las enfermedades y problemas de las mujeres eran tratados con muy poca seriedad. Como las migrañas, motivo de chistes machistas relacionados con el sexo.
        A mi me molestan muchísimo los anuncios de compresas y tampones, pero por otro motivo. Porque venden la idea de una regla perfecta y no ayudan a que pueda haber investigaciones que nos ayuden a solucionar nuestros problemas sin ponernos hasta arriba de pastillas. Y por eso también considero necesario, que, de forma transversal, se haga ver que hay mujeres que tienen “problemas”.
        De nuevo pido perdón por el tono y agradezco que me respondas. También gracias por el enlace 🙂

    • Encarna 12 de septiembre de 2012 a 17:21 #

      Carmen, el trabajo con una misma, con la energía femenina y masculina, realizado desde el camino del corazón, ayuda mucho a liberarse del dolor, tanto físico, como mental y emocional. Y, ya no depende de las vivencias que tengamos, si no, de como decidamos sentirnos con ellas. Feliz camino hacia la sanación.
      Un abrazo de corazón a corazón.

    • irene 13 de septiembre de 2012 a 12:00 #

      Hola Carmen, hace no mucho vi este documental http://www.youtube.com/watch?v=TV9dbdN45e8 y me dio algunas de las claves a las preguntas que te planteas respecto a tus dolores. Espero que te sirvan. Un abrazo

    • castlllos 21 de febrero de 2016 a 13:31 #

      Carmen, si que se investiga sobre el problema del síndrome premenstrual, reglas dolorosas, que cuando suponen un problema para la vida normal de las mujeres, y convierten el hecho de tener la menstruación en una pesadilla, no es normal padecer tanto. Hay que tener en cuenta que, las mujeres tenemos la menstruación muchos años, aproximadamente unos 40 años, descontando el tiempo de los embarazos, claro.
      En Chile, un doctor, ha investigado durando muchos años las causas del dolor menstrual en las mujeres, el doctor Lolas, el síndrome de Lolas, y ha cambiado las vidas de muchas mujeres. Pero, ha chocado con la oposición de muchos de sus colegas. Mas, poco a poco, su sistema de curación se va abriendo camino.
      Un saludo.

  6. mara blackflower 11 de septiembre de 2012 a 9:05 #

    ¡Qué caña de entrada! Me la copio para releerla cuando no tenga internet

    • Vic 11 de septiembre de 2012 a 18:59 #

      Te ha faltado poner que la sangre no mancha, solo hay una cosa tan terrible como el machismo, se llama feminismo.

      • labrujadekamchatka 12 de septiembre de 2012 a 17:58 #

        A ti, Vic, te ha faltado anunciarte como integrante del “Ministerio del Equilibrio”. Como estoy un poco cansada de la pedagogía y de repetir como un mantra argumentos para desmontar las atrocidades que se dicen del feminismo en nombre de la libre opinión, te aconsejo que visites la RAE, que aunque con definiciones sesgadas en su mayoría, te puede dar una idea de por qué el Feminismo es incomparable al machismo y por qué no son palabras antónimas. También te aconsejo por tu propia salud que si tan ferozmente peligroso vez el feminismo, huye, este no es tu sitio, y sólo conseguirás que te salga una úlcera.
        En cuanto a lo de “manchar”, verás, no he querido desmontarlo porque el lema menstruactivista “Mancho y no me doy asco” me gusta. Pero sí que opino que manchar tiene un sentido peyorativo, y que, cuando nos referimos a acciones naturales de nuestros cuerpos deberíamos normalizarlas y aplicarles el verbo que merecen, a saber: eyacular, sudar, menstruar o, mismamente, correrse, no manchar. No está bonito.

        Y recuerda. El machismo mata -, el feminismo no, por mucho que los de “Otro Feminismo” se encarguen de echarnos la culpa de los crímenes llevados a cabo por mujeres. Disculpa que me parta de risa.

  7. Nevenka Warning 11 de septiembre de 2012 a 18:30 #

    Es que yo soy una de las mujeres a la que menstruar o tner la regla es motivo de alegría. no porque no me produzca alteraciones en mi comportamiento normal, ya de por sí alterado, ni porque no sea molesta, estoy operada de ovarios. Simplemente pienso que es una de las caras de mi condición de mujer y, puede parecer una tontería, pero me reafirma como tal. Nevenka.

    • orni 12 de septiembre de 2012 a 20:18 #

      Una vez oi algo asi como que la menstruacion hace que volvamos a renacer, aunque poco amiga de misticismos creo que todas las personas de algun modo cambian continuamente y las mujeres podemos acercarnos mas a ello de esta manera.

  8. ElJoro 11 de septiembre de 2012 a 20:54 #

    La publicidad es publicidad y da asco se hable del tema que se hable. Si siguiéramos a la publicidad, los niños irían todos con el pelo peinadito y un polo, todos los adolescentes serían skateros y Coca Cola sería la chispa de la vida.

    Se aprovechan de un cliché (el olor) para sacar tajada comercial, en este caso, de la menstruación: ¡Qué novedad! A los y las publicistas les da igual la imagen que se dé de la mujer (no hay más que ver los anuncios de Activia), de los hombres o de las garrapatas. El caso es vender y punto.

    Personalizarlo de esta manera me parece de un egocentrismo curioso.

    • labrujadekamchatka 12 de septiembre de 2012 a 15:12 #

      Me parece a mi que creerse que las visiones generales -del todo binomiales, estereotipadas y que siguen la lógica de la praxis social- que se dan sobre las mujeres y los hombres en publicidad son casuales -mujeres cuidando, fregando, maternando, sufriendo: pasivas. Hombres conduciendo, bebiendo, enseñando, aportando humor: activos- es de una inocencia curiosa. O tal vez, de una ignorancia voluntaria. De todo habrá. Saludos.

  9. Leticia 12 de septiembre de 2012 a 12:29 #

    Gracias por este artículo. A mis hijas las dejo entrar al baño cuando estoy sentada en la poceta con todo y toalla sanitaria manchada y la mayor ya me ha preguntado “mami qué es eso??” señalando la toalla (o al moddess, como le decimos en Caracas) a lo que le he dicho que eso se llama menstruación, que nos pasa a las mujeres cuando ya somos grandes, que es una bendición de la Pachamama, que gracias a la menstruación podemos ser mamás, que la menstruación es mágica y que como viene del útero (yo siempre meto al útero en cuanta explicación femenina y mágica le doy a mis hijas) tiene mucho poder. Una vez mi hija mayor me preguntó cuál es la parte de mi cuerpo que más me gusta y le dije que el útero, porque allí habían estado mis dos hijas hermosas y queridas. Le pregunté a ella cuál era su preferido y me dijo que el cerebro, por lo que no pude dejar de notar la influencia de las clases del colegio en su forma de ver el mundo… pero no me preocupo, yo igual en casa le doy otra forma de ver las cosas.

    Me encanta que estemos concientes de todo este manejo patriarcal e injusto… y los invito a comenzar a construir en las nuevas generaciones una forma distinta de ver las cosas, pero por favor no lo hagan desde el odio, es decir no les digan (al menos no a temprana edad) “hija, hijo, el patriarcado nos ha jodido a las mujeres a través de los siglos”, sino desde un discurso positivo, como los dos ejemplos que les puse arriba.

    Esa es mi humilde opinión y sugerencia.

    Que la Diosa nos siga bendiciendo haciéndonos despertar,

    Leticia.-

    • Rosa Ana 16 de septiembre de 2012 a 11:11 #

      Totalmente de acuerdo con Leticia y su precioso escrito. Si potenciamos lo positivo, lo hermoso de ser mujer y lo compartimos con el ejemplo como hace ella con sus hijas, iremos transformando el mundo dejando atrás todo lo que ya no nos sirve… con amor y ya sin odios ni resentimientos.
      Rosa Ana

  10. maria 21 de noviembre de 2012 a 14:08 #

    os dejo el enlace a un corto que hicimos en el pleistoceno…jeje
    espero que os interese:

    a seguir creando, pensando, visibilizando
    ¡enhorabuena a todas!

  11. candy 4 de mayo de 2013 a 7:15 #

    En el médico de la seguridad social no tratan bien a los pacientes porque solo se centran en mandarte psatillas. No es cierto que el dolor extremo (cólicos) incapacitantes durante horas, vomitos, diarreas, etc sean normales, por mucho que el médico te diga, hay remedios sanos de alimentación que funcionana, somos lo que comemos y luego lo que pensamos.

    Elmédico sólo sirve para hacerte citología, ecografía y que te receten pastillas, las dos primeras cosas son muy importantes, pero que te receten pastillas sin informarte de las alternativas naturales y báscias es vregonzoso.

    Yo también sufro por este tema, y DEJO UNAS PAUTAS PARA SOBRELLEVAR EL DOLOR Y MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA QUE A MI ME HAN FUNCIONADO:

    – El útero es sensible y sufre del estrés, es cierto que la autoestima, la aceptación y la tranquilidad ayudan mucho en cualquier dolencia, además al aceptar el don que es poder dar una vida y sentirse plena de conocer tu cuerpo ayuda mucho, el utero nos da mucha información de nuestras emociones y nos permite darnos tiempo para sentir todo lo que reprimimos. Por lo tanto vivir con espiritualidad y no reprimirse por intentar ser perfectas o correctas siempre, ayuda.

    – Es muy beneficioso el estilo de vida, importante hacer ejercicios de resistencia y fuerza, tomar el sol a las primeras horas del dia o ultimas de la tarde, tomar infusiones (manzanilla, salvia, etc) no tomar excitantes ni alimentos ricos en grasas saturadas, azucares, quimicos y productos
    refinados.

    – Mover el vientre y practicar el movimiento pelvico para tonificar esta zona. Aplicar calor poniendo una bolsa con semillas calientes

    – Ayunar una vez al mes o cada unos cuantos meses limpia el cuerpo de toxicos y tomar una dieta alcalina la semana antes de que venga la menstruación.

    – La masturbación relaja la zona, aunque entiendo que esto puede generar prejuicios en muchas personas, yo lo he comprobado, es beneficiosa y no hace falta llegar al orgasmo simplemente con que se hinche es suficiente para relajar.

    Estas son las que recuerdo y espero que le sirva a alguien

    Un saludo a todas y amaos con todo lo bueno y lo malo, por lo que sois, porque no hay mejor remedio para la salud que ese. No hay que mosquearse por los típicos comentarios de “que pasa que estás con la regla” la verdad yo digo pues si sin más y no me afecta para nada decirlo ni me hace sentir mal, no tiene nadad de malo.

  12. Felipe 24 de agosto de 2013 a 4:51 #

    Es tan natural y hermoso cómo sacarse los mocos o tirarse peos. De verdad me encantaría tener a mis amigas con la entrepierna manchada. Sobretodo en las clases de verano, donde se acumularía un delicioso olor en la sala.

    Y las vaginas si huelen, y durante la regla huelen más. Probablemente no lo sepan porque no son lesbianas o bien por que no se las han olido (por que la flexibilidad no les da, bueno, a nadie le da en teoría).

    No sé para que endiosan tanto la feminidad con su movimiento, siendo que buscan “igualdad”.

    Deberían también asumir las feministas, su culpa en la represión de la psicología del hombre de nuestros días. Y la incapacidad que tienen de comportarse como tales porque nadie les enseñó como. Dado que somos y somos hijos de una generación criada por mujeres.

    • Exheon Uchiha 30 de octubre de 2013 a 0:02 #

      Bueno, la vagina tiene olor, si el olor es bueno o malo dependerá de la higiene que mantenga la mujer en cuestión, si la chica es higienica el olor podra ser bueno o malo,o distractor ;), dependiendo del gusto de que lo huele.

      “(por que la flexibilidad no les da, bueno, a nadie le da en teoría)” …ummm… en teoria?, me recuerda a Bill Hicks
      -Guys, you know exactly what I’m talking about.
      Si no te suena puedes buscar en YouTube la cadena “Sucking your own cock bit”

      Endiosar la feminidad no es lo mismo que dejar de avergonzarse de algo que es netamente femenino, no veo como el hecho de que las mujeres estén felices de serlo impide en alguna forma la igualdad, aunque no te preocupes, no creo que la menstruación vaya a estar, alguna vez, tan “endiosada” como la erección.

      “Deberían también asumir las feministas, su culpa en la represión de la psicología del hombre de nuestros días”, que interesante esto,es decir, me encantaría saber como el feminismo de alguna formainfluye en la producción del estradiol en el cerebro masculino.

      Saludos

      • Juan 6 de noviembre de 2013 a 22:59 #

        Que tierno. ¿Apuesto a que tienes muchas amigas mujeres?

      • Exheon Uchiha 7 de noviembre de 2013 a 0:13 #

        No, nunca puedes tener “muchas” amigas, puedo decir que tengo varias.amigas.

        Saludos

  13. Lourdes 7 de octubre de 2013 a 20:09 #

    Bueno, creo que el feminismo ecológico de Occidente desconoce que en la India hay millones de mujeres que no pueden acceder a las compresas, en parte por el precio, y en parte porque la menstruación es tabú. Se ponen cualquier trapo cuando tienen el periodo, o se quedan en su casa. Aunque últimamente está empezando a cambiar la situación, gracias a un hombre se fabrican compresas en la India a precios asequibles para las mujeres. Pero, la India tiene más de 1000 millones de habitantes, y fabricar compresas de manera casi artesanal es como poner una gota de agua en el mar. Lo de ponerse tampones es algoimpensable en la India. Y lo de la copa vaginal en el país asiático no creo que sea muy conocida.
    Todavía sigue existiendo la costumbre de la choza menstrual en regiones de Africa.
    Por estas razones sorprende mucho la progresía ecológica y feminista de Occidente.

  14. delfinato 21 de junio de 2014 a 22:50 #

    Las páginas en internet sobre la menstruación son todavía peores que los anuncios de compresas, tampones; que suelen ser muy malos. Excepto el ultimo anuncio de Tampax Pearl, del año 2014; está muy bien.
    Pero las feministas activistas menstruales, están cada vez más tontas.
    En mi opinión la marca Evax & Tampax es muy buena. Las con muy bien. Los Tampax Pearl son muy suaves de pcolocar. Hay otras marcas, la empresa Natracare. También están las copas menstruales. En Creta ya fábrica año

  15. delfinato 24 de junio de 2014 a 13:15 #

    Es cierto que los anuncios de compresas, y tampones suelen ser horribles.
    Pero, hay un sector feminista que piensa mucho; y se convierte en una fanática de la menstruación.
    Estoy muy feliz de ponerme tampones
    Tampax; nunca he tenido problemas.
    Las compresas Evax huelen muy bien.
    Me agrada Natracare, no se calienta la cabeza con anuncios de compresas. tampones.
    Y hace años que se venden en España las copas menstruales.
    Bendiciones.

  16. Nombre 25 de junio de 2014 a 7:43 #

    En mi opinión el feminismo se está convirtiendo en una secta de fanatismo.
    Cuando no es lo del aborto, es lo de la menstruación. El feminismo, o un sector ultra del feminismo.
    Si te metes en la empresa Natracare, en Evax & Tampax; ya se sabe que fabrican compresas, tampones, salvaeslips no hay ningún problema. Todo es estrictamente profesional.
    Natracare es muy discreto. No se calienta la cabeza con anuncios de Comoresas, tampones por la televisión.
    Si te metes con la Acupuntura y las reglas dolorosas, todo va bien. Sigue siendo profesional.
    Pero, le sugiero que no curiosee más. Las páginas en internet sobre la menstruación, son peores que los anuncios de compresas y tampones; que suelen ser horribles.
    Y las feministas de género, lo convierten todo en una locura, en un absurdo.
    Son personas que piensan mucho, le dan vueltas y revueltas a temas que no dan más de si, como lo de la menstruación.

  17. miss_bateman 7 de diciembre de 2014 a 18:34 #

    En parte estoy de acuerdo, en parte no. Cierto es que los anuncios son pura aberración, pero creo que a la mayoria NO NOS GUSTA tener la regla. Te pasas 5 días sangrando, algo nada cómodo, dolores de ovarios que a veces son insufribles y cambios de humor (que por suerte, si eres consciente de que el bajo estado anímico se debe a que estás hormonando, se hace llevadero y controlable), y sí: huele. Poco o mucho, pero huele. Todo depende de la higiene de cada una. También es notorio con las amigas, ya que no es sólo cuestión de la vagina, EL OLOR CORPORAL también cambia.

    No me gusta tener la regla, LO ODIO. Del mismo modo no me gusta cuando alguien me cuenta que es maravilloso porque forma parte de mi condición de mujer. Sí, soy mujer, pero cada vez que miro al calendario y veo que pronto me bajará, me molesta ver cuando me coincide con días de vacaciones o un fin de semana. Ojalá la regla sólo durase 1 día. A modo de: Hola, no estás embarazada. Nos vemos el mes que viene. Pero no, dura como mucho 5 días y los 2-3 primeros son los más incómodos. Al menos así lo veo yo.

    Entiendo el post a modo de protesta. Es algo natural que forma parte de nuestra fisionomía y no hay que verlo como algo asqueroso. Hasta ahí estoy de acuerdo. Pero enaltecer la menstruación como algo maravilloso…no, lo siento. Tener la regla al menos para mi, resulta molesto, incómodo y me alegro un montón cuando pasan esos 5 días.

  18. Patricia Arcado 12 de noviembre de 2015 a 11:15 #

    lo vuestro es demasiado ya. Locas es poco

    • soles 21 de febrero de 2016 a 8:14 #

      miss bateman. Tener la menstruación no supone pasar un calvario de sufrimientos todos los meses. Si duele mucho el periodo, lo mejor es ir al médico, porque no es normal tener tantos dolores o molestias.
      Hay nuevos métodos de sanación, para mujeres que realmente lo pasan muy mal cuando tienen la menstruación, el doctor Lolas, el síndrome de Lolas, en Chile, y está teniendo mucho éxito; ha cambiado las vidas de muchas mujeres. Su pagina web es muy interesante.
      A mi me fue bien la Acupuntura, la Fitoterapia, pese a que haya personas que cuestionen la validez de esas medicinas.

    • soles 21 de febrero de 2016 a 8:30 #

      Por cierto, a ver cuando ponen anuncios en la televisión, en las revistas, para hombres que padezcan de incontinencia urinaria. Son menos que las mujeres, pero, también existen.
      En ese aspecto, los hombres con incontinencia urinaria están invisibilizados en su problemática, no hay ningún grupo de hombres que proteste por ese silencio, esa invisibilización.

    • soles 21 de febrero de 2016 a 8:39 #

      En cierta manera, es como el silencio que existe hacia los hombres maltratados. Se puede considerar que es un tabú. Son menos que las mujeres, pero, existen.
      Imaginar la situación terrible de un hombre maltratado. Acudir a una comisaría de policía, y denunciar que su mujer lo maltrata. Si tiene suerte, es posible que lo tomen en serio. Pero, si encima, el pobre mide un metro ochenta, es un tipo fuerte, de aspecto fornido, lo tiene muy complicado.

  19. Lili 24 de febrero de 2016 a 17:20 #

    Sinceramente, yo no veo la menstruación como algo bonito o una bendición o algo místico. Tengo 15 años, me bajó a los 11 y…
    -ya no crezco
    -mis sábanas a veces parecen más rojas que blancas
    -aguanto un dolor de ovarios insoportable cinco días al mes

    todo para expulsar un estúpido óvulo del que jamás daré uso, porque nunca en mi sano juicio seré madre. Nunca comprenderé la emoción y el egoísmo que le provoca a la gente tener hijos.
    Bendecir la menstruación es ligarnos a la maternidad, puesto que es un símbolo de que somos fértiles.

    Ah, y a mí me parece que lo de los cambios de humor es una megapatraña, es una excusa para decir que las mujeres somos unas histéricas por naturaleza. Y lo peor de todo es que muchas de las mujeres le siguen el rollo a esa gilipollez.

    Una feminista que odia la maternidad y la paternidad, y que también odia su menstruación.

  20. Lili 24 de febrero de 2016 a 17:36 #

    Añado que una cosa es no tener ningún tabú con la regla, con lo que estoy muy de acuerdo, y otra es “bendecirla”

    La única razón que se me ocurre para hacer lo propio es que es un modo de saber que NO estoy embarazada, pero tengo muchos otros indicios que me indican eso.

  21. Cafés para el alma 25 de mayo de 2016 a 19:56 #

    Estaba escribiendo un post para mi blog y me encontre contigo y estoy completamente de acuerdo con lo que expones.
    Aquí te dejo mi post por si le quieres echar un ojo, un saludo!
    https://cafesparaelalma.wordpress.com/2016/05/25/menstr-monstruacion/

Trackbacks/Pingbacks

  1. “Mancho y no me doy asco” Menstruació, tabús i patriarcat | bruixesdavui - 6 de agosto de 2013

    […] Siglos de lucha feminista para que me venga un publicista misógino o una publicista desconcienciada a decirme que mi vulva huele mal. Empezamos. [seguir llegint] […]

  2. sangre menstrual - 6 de febrero de 2014

    […] https://ventepakamchatka.wordpress.com/2012/09/09/mancho-y-no-me-doy-asco-menstruacion-tabues-y-patri&#8230; […]

  3. Porqué recoger nuestra sangre menstrual | Mujer, santuario de vida - 21 de febrero de 2014

    […] mañana he amanecido leyendo la entrada Mancho y no me doy asco: menstruación, tabúes y patriarcado en el nuevo y flamante blog de mi hermana loba Yendéh. En su post (imperdible para seguir […]

  4. Menstruar como acto politico | Demacias - 10 de marzo de 2015

    […] peligrosas, hasta la sofisticación comercial de una sociedad de consumo que produce una imagen de vergüenza y especificidad sobre la menstruación a la vez que la asocia a la juventud para producir otro sujeto; la mujer menopáusica contrapuesta al hombre fármaco-sexualmente activo […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Otra guía montessori

normalita, del montón.

Feminist Art Workers

a collaborative performance art group founded in 1976

El Demonio Blanco de la tetera verde

Traducciones de-generadas desde la cueva

respuestafeminista

Ninguna agresión sin respuesta

Amargi Istanbul

Living itself is the most important academic activity

Oncogrrrls

-transitant pel càncer(s)

La Colmena

Contenedores de pensamiento, experimentación y democracia

Eskándalo Púbico

Revista Digital Transfeminista Queer

Poder, Cuerpo y Género

El cuerpo es un campo de batalla

Miguel G. Macho

El futuro del capitalismo es totalmente utópico - Blog de autopublicación

Fresas Salvajes

Escrituras sobre género, masculinidad y "lo hombre"

REINAS Y PUTAS

¡Juntos por la mejora laboral de las prostitutas!

Vegfest 2013

Del 26 al 28 de Julio

-CLAMA-

Colectivo de Liberación Animal de Málaga

Akelarre Zambrero

Just another WordPress.com site

HARTELO

Artivismo contra el mal de los dias

Mi feminismo y otras alteridades

contradicciones y paradojas de gaelia

mutanger

Laboratorio Tóxico de Alta Tensión

A %d blogueros les gusta esto: